Clasificación de los hilos para confección

El hilo es aquel material que tiene como función unir distintos pedazos de tela, uno con otros, permitiendo que podamos crear las prendas a las que le tenemos idea y que están dentro de nuestra cabeza. La clasificación de los hilos para confección sin duda alguna no todos los tipos de hilo son iguales, hay hilos muy duraderos, otros más sensibles y sencillos. El hilo más común es el de algodón, cuando hablamos de los que son de origen natural, mientras que los de origen estético puede ser el poliéster, por ejemplo.

Hay otros que existen que están compuestos de fibras naturales y también de fibras estéticas al mismo tiempo convirtiéndose en hilos mucho más aceptables. El poder diferenciar los tipos de hilos proviene de la experiencia, y el continuo trabajo en conjunto con el contacto que se tiene con los hilos en general. Es por ello que, si no se posee experiencia junto a los tipos de hilo, se recomienda trabajar de manera constante con estos para obtener una mejor manipulación.

Características de los hilos a resaltar

Aspecto y textura del hilo: Para poder ver que un hilo es de una calidad buena, se debe revisar bien, por ejemplo, un hilo de una calidad media – baja se puede ver despeluchado, esto se ve cuando hay pelitos por encima, se ven pequeños pelitos saliendo del rollo de hilo como tal.

Por otro lado, un hilo de alta calidad no se le ve estos pelitos por fuera del rollo, por el contrario, es una parte única y se ve completamente compacta y firme, haciendo que el hilo se vea de alta calidad en realidad.

Resistencia del hilo: Cuanto mayor sea la resistencia del hilo, significa que será de más calidad el hilo en general, cuando nos referimos a resistencia nombramos a la ruptura de este, es decir cuando se le somete a tensión.

Mientras más durabilidad tenga este, significa que es de mejor calidad, por otro lado, si tomas un trozo del hilo, y lo sometes a una tensión que sea muy poca, y que sin embargo este se rompa, significa que este es de muy baja calidad teniendo en cuenta que sean del mismo grosor.

También se debe evaluar para qué situación se va a utilizar el hilo, por poner un ejemplo, para una camisa de vestir, un pantalón que sea de una estética bastante alta, o sencillamente una prenda cara, es mucho más recomendable utilizar un hilo de alta calidad, mientras que, por otro lado, en caso de ser un cojín, o sencillamente hacer un remiendo de una prenda vieja es más conveniente hacer un arreglo con un hilo más barato y de menos calidad.

¿Cuáles son los diferentes tipos de hilos?

Cuando hablamos de la clasificación de los hilos para confección hay muchas variedades respecto a color, material de fabricación, gama, fibra, etc. Para poder clasificar los tipos de hilos podemos usar las matemáticas con su grosor y también con su peso.

Hilo fino

Este tipo de hilo es utilizado para las tareas más básicas, no poseen una resistencia muy grande y es el más sencillo que hay.

Hilo estándar

Este tipo de hilo es el más vendido, y el más utilizado para todo tipo de confecciones. El hilo estándar es el más económico y el más rentable, ya que es el intermedio de todos.

Hilo torzal

El hilo grueso es utilizado en remaches o rozaduras que necesitan mayor resistencia en lo que se necesite. Prendas o artefactos que requieran en general un mayor soporte respecto a los remaches, se hacen con este hilo, por ejemplo, normalmente los zapateros utilizan hilos y agujas mucho más gruesos que las prendas normales.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *