La vestimenta y las blusas típicas

El hombre, desde el inicio de su caminata por el mundo tuvo la necesidad de usar vestimenta, esto para combatir los efectos climáticos que sufría él mismo en aquellos tiempos. En la época de las cavernas la vestimenta era exclusivamente por motivo de supervivencia, cazando animales y matándolos para poder usar su piel, esta fue una de las primeras vestimentas en toda la historia del humano, se estima que esto empezó desde hace más de 100.000 años según restos vistos en el mundo.

El humano a medida que pasaba el tiempo fue perdiendo el pelo de su cuerpo, el cual era un recurso natural que era generado por él mismo, lo cual fue una de las causas de buscar otros medios para protegerse de los factores climáticos, como el frío, la lluvia y el sol. Más adelante utilizaría fibras vegetales incluyendo el algodón para tomar un ejemplo. Más adelante la vestimenta evolucionaría pasando de ser solo una necesidad natural y fundamental, a ser parte de la estética humana.

Empezó el carácter ético de parte de la vestimenta humana, mostrándole a los demás el carácter, el gusto y también en algunas ocasiones la posición social que este tenía. La vestimenta luego pasaría a ser una parte de la capacidad artística de las civilizaciones alrededor del mundo, adoptando de esta manera prendas que identificarán a tribus, regiones, posiciones sociales, rangos identificándose con pulseras, coronas, ropas típicas, blusas típicas, accesorios, muñequeras, entre muchas otras.

La vestimenta hoy en la actualidad

Hoy en día, la vestimenta es sumamente variada, sin embargo, se puede tomar en cuenta una constante que ha existido desde los finales de los años 1800 y a comienzos de los años 1900 que sería el pantalón vaquero, que es una pieza o prenda de vestimenta que tiene un valor trascendental a lo largo de toda la historia de la humanidad. Cuando tomamos en cuenta lo usada que es esta prenda, veamos de esta manera, vienen 500 personas, mínimo 400 tendrán jean.

No es una forma de tomar a la vestimenta en general, ya que existen otras prendas inferiores como el jean, los cuales pueden ser desde bermudas hasta los pantaloncillos de algodón, pero tienen una gran diferencia con respecto a la frecuencia con la que se utiliza un jean. Yendo a la frecuencia, las franelas de algodón son otra prenda que son muy utilizadas de forma casual, es lo más práctico y cómodo que se puede obtener y que se puede utilizar de forma general.

BLUSAS TÍPICAS

Las blusas típicas bordadas a mano que se utilizan en el mundo son hechas de algodón y pueden estar estampadas, poseer varios tipos de diseños, una inmensa variedad de colores para combinar con todo tipo de ocasión y de prenda. Las blusas se utilizan de forma casual, para cualquier ocasión que no signifique algo formal.

Las blusas que son un poco más formales pueden ser las que poseen mangas largas, con escotes permitiendo esa presencia elegante que se necesita para una noche de cóctel o para una entrevista de trabajo por tomar un ejemplo.

¿De qué manera se puede usar una blusa?

De manera formal: Las blusas pueden ser una prenda cómoda para un momento de mucho calor, y que solo cumpla con la necesidad de cubrir la parte superior, o puede ser una excelente elección, siendo de un color blanco, y de manga larga con un escote leve, junto con una falda de color negro, y que esta se encuentre fajada dentro del pantalón es una excelente elección.

De manera informal: Una blusa de manera informal puede ser una elección para cualquier momento, una reunión informal, una salida a comer helado, una cita casual, etc.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *